14/06/2017
Andrés Sanz y la Copa de España Femenina

Por: Enrique Serrano
Mucho he escuchado estos días sobre la final de la Copa de España Femenina, celebrada en Poio, Pontevedra, entre el At. Madrid Navalcarnero y el Ourense. Fudamentalmente el domingo que se jugó la final se hablaba de la no recuperación de la quinta jugadora por parte del At. Madrid Navalcarnero tras la expulsión por doble amarilla de Amelia Romero, y la consecución del gol de penalti por parte del Ourense, quedando los dos equipos con cuatro jugadoras. Las orensanas perdieron por doble amarilla a Sara Moreno, pocos segundos antes de la expulsión de Amelia Romero.

Es una situación que no se ve normalmente en las canchas de fútbol sala, pero el reglamento es claro. La regla de juego 3 dice:

Un sustituto podrá sustituir a un jugador expulsado y entrar en la super cie de juego una vez transcurridos dos minutos de juego efectivos después de la expulsión, siempre que cuente con la autorización del cronometrador o el tercer árbitro (árbitros asistentes), salvo si se marca un gol antes de que transcurran dos minutos, en cuyo caso, se aplicarán las siguientes disposiciones:
    •    si cinco jugadores se enfrentan a cuatro y el equipo en superioridad 
numérica marca un gol, se podrá completar el equipo de cuatro jugadores 

    •    si ambos equipos juegan con cuatro o tres jugadores y se marca un gol, 
ambos equipos mantendrán el mismo número de jugadores 

    •    si cinco jugadores se enfrentan a tres, o cuatro jugadores a tres, y el equipo 
en superioridad numérica marca un gol, se podrá añadir un jugador al 
equipo con tres jugadores 

    •    si el equipo en inferioridad numérica marca un gol, se continuará el juego 
sin alterar el número de jugadores 


Las protestas del delegado del At. Madrid Navalcanero, Alberto Arranz, sobre la recuperación de la quinta jugadora colchonera parecen ser el motivo de su expulsión. El partido se fue a la prórroga y se decidió con un gol de Luci tras el único error de Estela en el partido.

También se han escuchado unas declaraciones sobre el arbitraje del entrenador del At. Madrid Navalcarnero, el bueno de Andrés Sanz, que imputaba a los colegiados la pérdida de la Copa de España para su equipo. Se quejaba de que el Ourense había empatado el partido pitando un penalti cuando el balón no se había sacado de banda, es decir, que no estaba en juego. "A falta de 14 segundos pitan un penalti en una situación en la que el balón no está en juego; por reglamento se tiene que repetir el saque de banda. Un error que vale una Copa de España".

He repasado varias veces las imágenes, de tres tomas distintas, y cuando pita el colegiado gallego, Montero Garrido, el balón había sido sacado de banda. En las imágenes se ve que el árbitro advierte tanto a Amelia Romero como a Marta de que no se agarrasen antes de la jugada.

La segunda protesta de Andrés Sanz se refiere a que "si la Copa se juega en Galicia, tiene que ser para un equipo gallego. Mandan dos árbitros a la final de la Copa de España que no se saben el reglamento. No le quito ningún mérito al Ourense, pero sin esa ayuda arbitral no creo que hubieran podido ganar".

Desde hace años, todos los Campeonatos de Selecciones Territoriales y Copas de España de clubes los dirigen árbitros de la misma territorial donde se juega el campeonato. Esta medida se impuso para que se ahorrase dinero en los desplazamientos de los colegiados desde otras territoriales.

Con estas declaraciones Andrés Sanz ha cuestionado la imparcialidad de los árbitros, y puesto en tela de juicio las dos últimas Copas de España ganadas por el At. Madrid Navalcarnero estando él al frente del equipo. En 2016, la sede fue Alcorcón y arbitraron la final colegiados madrileños: Gutiérrez Lumbreras y Lope Díaz. El campeón se decidió en los penaltis en una final maravillosa. En 2015, en su casa, en Navalcarnero, lo hicieron Celador Hernández y Losada Pérez, del colegio madrileño. Vencieron a Burela por 3-6. Ganó la Copa de España de 2014 en Burela, con árbitros gallegos, Cid Bragado y Remeseiro López, ante el Alcorcón por 3-6.

Con esta premisa de que los árbitros benefician al equipo de su territorial, la pregunta es evidente pare el entrenador rojiblanco: ¿fue beneficiado el At. Madrid Navalcarnero por los árbitros en las finales de la Copa de España Femenina de los años 2015 y 2016?

En mi opinión, no puede quejarse el bueno de Andrés Sanz de los árbitros gallegos de la final de Poio. Si hubiesen querido beneficiar al Ourense habrían pitado el penalti inexistente que reclamaron las gallegas por mano de Desi.

Estoy de acuerdo con Andrés Sanz que no estuvieron bien los árbitros en la primera mitad, pero en la segunda acertaron en las jugadas clave.

El Ourense no podría haber llegado a la prórroga si Ju Delgado, antes de las expulsiones de Sara Moreno y Amelia Romero, hubiese acertado en su disparo a puerta vacía desde la banda, cuando las gallegas estaban jugando de cinco.

Quizá haya sido una calentura del bueno de Andrés Sanz por haber perdido una final que tenía controlada, pero esto es deporte, unas veces se falla y otras se queda campeón.





[ Volver ]



 
w w w . g o l s a l a . c o m  
 
© Golsala.com - Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de la información y fotografía, salvo permiso expreso de Golsala.com, o haciendo referencia a la fuente de donde ha sido extraída la información.
Contacto: redaccion@golsala.com | Añadir a Favoritos | Página de Inicio | Nota Legal